He atravesado el negro

He atravesado el negro y el bebé parece que se mueve. He atravesado el negro y el bebé parece que respira. He atravesado el negro y el bebé, por fin, comienza a llorar.

Me miran las dos enfermeras, el enfermero, la celadora, el técnico de la ambulancia. Me miran la madre y el padre. Y, después de salir de un tiempo que no sé quién me ha robado, me los encuentro mirándome expectantes y dispuestos a ir hasta el infinito y más allá.

Como despertando de un coma, me descubro a mí misma disfrazada de médico a punto de salir de la guardia en la sala de críticos con el bebé de dos semanitas, un filetito, en mi brazo. Supongo que he debido de hacer correctamente todas las maniobras de resucitación, porque me suena a música celestial ese llanto rabioso. Supongo que todo el instrumental y la medicación que ya tenía listo el equipo va a sobrar.
Todo ha sucedido a velocidad supersónica. Supongo que es que yo he dejado de respirar por empatía con el bebé, o a lo mejor así lo hemos hecho todos y nos hemos quedado como en un vídeo en el que se le da al “pause”. Todos tienen pintada la cara de alarma y de gravedad, excepto, por suerte, los padres, ellos dentro del miedo ún tienen un atisbo de esperanza en su mirada.

Sonrío y casi lloro a la vez y me quedo un ratito el niño en mis brazos antes de devolvérselo a su madre. Es tierno, suave y huele a nenuco y a leche. Está vivo y lo va a seguir estando, así, tan frágil, pero vivo.

Logro desprenderme de él y se lo paso a los brazos de sus padres que están tan chocados que ni siquiera pueden llorar. La angustia ha sido tan fuerte que sólo pueden moverse como autómatas felices, con su bebé, que respira, se mueve, llora y ha logrado atravesar el negro.

La sala de críticos tiene un olor a desinfectante que me resulta tremendamente acogedor.

Anuncios

Acerca de xrisstinah

Maremotos: https://xrisstinah.wordpress.com/ Hablando en Loro: http://xrisstinah.blogspot.com/
Esta entrada fue publicada en hoy sí. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a He atravesado el negro

  1. julymurillo dijo:

    ¡¡precioso¡¡¡..como una retransmisión por radio..lo he visto..lo he vivido

  2. Ardilla Roja dijo:

    ¡Vaya! Me has puesto los pelitos como escarpias.

    ¿Te he dicho alguna vez, que es un gustazo leer tus crónicas hospitaleras? Con tu experiencia tienes para un libro completo de relatos.

    Aunque lo parezca, no te pierdo el rastro.

    Un abrazo

  3. Arruillo dijo:

    Encantador tu relato.A veces nos dejamos llevar por la inercia del trabajo y no nos damos cuenta de lo que significa esa pedacito de “carne” que pasa junto a nosotros, por eso es conveniente que hay personas como tú, que de vez en cuando nos recuerde la existencia de esos momentos tan tracendentales.
    Un beso

  4. xrisstinah dijo:

    Que no, que no soy yo la protagonista, aunque escriba en primera persona a modo de “introspezones”, como me decía mastuerzo, yo sólo cuento cosas por escrito. Y me alegra que os guste, y más lo de poder pensar eso de “¡qué hay de nuevo, viejo!” cuando vuelvo a ver por estos lugares a quienes aprecio.

  5. Maria Coca dijo:

    Un relato negro con final rosa. Muy colorista!

  6. Alberto M dijo:

    a ver si paran ya de nacer ¡qué desastre!

  7. ^LoboAzul^ dijo:

    Y Dios dijo, hagase la luz; y la luz se hizo.

    Quien dijo que los milagros, no existen.

  8. Aran dijo:

    Estar despierta.. feliz noticia. Mis agradecimientos.

  9. Maria Coca dijo:

    FELIZ AÑO, pequeña saltamonta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s